Florida 142, 8° "J", C.A.B.A. (C1005AAD) / Tel. (54 11) 4326 4298

¿QUE DERECHOS ME AMPARAN COMO CONSUMIDOR EN UNA VENTA CALLEJERA?


Posted on abril 23rd, by CEC in Consumo. Comentarios desactivados

La elaboración y venta de alimentos en las calles constituye una nueva oferta de productos alimenticios en nuestro país y para facilitar sus controles sanitarios debemos conocer sus características. Asimismo con el fin de poder valorar los riesgos originados por los manipuladores, consumidores e inspectores sanitarios estatales.

La venta de alimentos en las calles puede considerarse un problema, un desafío y una oportunidad para el desarrollo. El problema lo constituye el control de la calidad y la inocuidad de esos alimentos. La oportunidad es la posibilidad de fortalecer los hábitos alimentarios tradicionales, así como el desarrollo de pequeñas industrias. El desafío es proporcionar a las autoridades los medios necesarios para garantizar la calidad e inocuidad de estos alimentos.

En varios estudios sobre este tipo de oferta de alimentos se hace evidente la existencia de graves problemas sanitarios junto a ventajas económicas y sociales.

DATOS
• En las encuestas a los consumidores de alimentos que se venden en las calles encontramos que el 48 % vive, estudia o trabaja a más de 1 km del lugar donde compraron estos tipos de alimentos, lo que indica una elevada dispersión geográfica; el 50 % compra estos productos más de 2 veces a la semana; el 64 % selecciona sus compras por la calidad en la presencia del alimento y el aspecto del vendedor.
• El 71 % de los consumidores encuestados considera los alimentos como causas de enfermedades cuando no están frescos o son manipulados de forma descuidada.

• Las condiciones de higiene del lugar de venta fueron valoradas positivamente por el 60 % de los consumidores, aunque de éstos el 75 % estaba equivocado.

• Los alimentos presentaban, por su composición o procesamiento, riesgos biológicos (71 %) y riesgos químicos (4 %).

• Encontramos un nivel escolar en los manipuladores de estos tipos de alimentos de medio o medio superior en el 82 % de los encuestados y el 15 % poseía estudios universitarios.

• En el 70 % de la áreas de venta la eliminación de residuos sólidos afectaba las condiciones higiénicas del lugar.

• El 12 % de las áreas de procesamiento y el 45 % de los lugares de venta no tenían agua.

• El 57 % de los manipuladores declaró preparar los alimentos de una sola vez para todo el día de venta. Los alimentos que no se consumían en el día de su preparación se ofertaban al día siguiente (65 %) o reprocesaban (25 %). Un 10 % de los encuestados declaró que eliminaban los productos que no se consumían.

• La presencia de ayudantes fue detectada en el 78 % de los procesamientos observados.

• La relación alimento-enfermedad fue expresada por los manipuladores con los criterios de que los alimentos no causan enfermedad cuando están bien cocinados (46 %), son frescos (43 %), o por cumplir las medidas sanitarias que orientan los inspectores (10 %).

• El 34 % de los encuestados considera necesario recibir mayor información sobre educación sanitaria.

• Todos los inspectores sanitarios poseen un nivel de técnico medio o universitario. Entre ellos se encontró que el 80 % no practica en su trabajo sus conocimientos sobre el comportamiento de las enfermedades de transmisión digestivas y el 44 % no considera los aspectos de riesgo ambiental.

• El 58 % de los inspectores considera que controla los riesgos de los alimentos en su universo de trabajo y el 17 % cree necesario un mayor rigor técnico, el 22 % respondió tener exceso de trabajo.

• Los conocimientos técnicos de los inspectores fueron insuficientes en relación con los aspectos microbiológicos en el 34 % y con problemas toxicológicos en el 73 %.

• En los expedientes sanitarios de estas actividades encontramos que los riesgos tienen sus orígenes en problemas estructurales (63 %), por la conservación (24 %) y por la manipulación (12 %).

• Las medidas sanitarias que encontramos indicaban evitar los riesgos de forma insuficiente en el 34 %, y el 19 % no los enfrentaba.

• Las deficiencias sanitarias observadas no eran solucionadas por falta de exigencia en el 24 %, por falta de seguimiento en el 31 % y por inadecuados procedimientos técnicos en el 45 %.

DISCUSIÓN
Algunos sostienen que los consumidores de alimentos en las calles tienen un perfil socieconómico similar a los vendedores, con pocos conocimientos sobre educación sanitaria, y que para sus selecciones no tienen en consideración los valores nutricionales de los productos alimenticios.

Hay una imperiosa necesidad de aumentar los conocimientos sanitarios de los consumidores como una de las mejores vías para su protección.
Los manipuladores de alimentos interrogados en nuestro trabajo indicaron los altos riesgos de estos productos por el tiempo prolongado entre las preparaciones y el consumo de éstos, las limitadas condiciones de su conservación, y la frecuente falta de agua durante el expendio.
El alto nivel de escolaridad encontrado y los conocimientos señalados por ellos, sobre la importancia de la cocción y la conservación de los alimentos para prevenir enfermedades, no fueron suficientes para garantizar la calidad sanitaria en sus ofertas, lo cual debe ser considerado en la planificación de la capacitación sanitaria de ellos.
Otros autores pone especial énfasis en la necesidad de realizar buenos controles en la preparación, conservación y venta de estos alimentos para garantizar su inocuidad, lo cual se puede lograr principalmente mediante la educación sanitaria de los manipuladores e inspecciones que además de ayudar a los vendedores a mantener la higiene, los estimulen a cumplir las disposiciones sanitarias.

Las soluciones a estos problemas requieren incrementar la educación sanitaria de los manipuladores y consumidores, así como elevar la capacitación técnica de los inspectores.

¿Soy consumidor en los terminos del art.1 de la LDC?

Si, porque estoy adquiriendo un producto destinado al consumo final ya sea alimentario o no. El problema es determinar si el vendedor ambulante es un proveedor en los términos del art. 2 de la LDC.
Según la definición dada por la ley, es proveedor “… la persona física o jurídica de naturaleza pública o privada, que desarrolla de manera profesional, aun ocasionalmente, actividades de producción, montaje, creación, construcción, transformación, importación, concesión de marca, distribución y comercialización de bienes y servicios, destinados a consumidores o usuarios. Todo proveedor está obligado al cumplimiento de la presente ley.”
Es decir que la profesionalidad es lo que determina el hecho de ser considerado proveedor o no. Estos sujetos que realizan por lo tanto ventas callejeras no podrian ser considerados como tales y esto acarrea una consecuencia inevitable: la NO aplicación de la ley de defensa del consumidor.
No siendo este vinculo que se establece entre el consumidor que compra en la calle a una persona que allí vende una relación de consumo (art. 3 LDC), solo resta aplicar el Código de Comercio por cualquier eventual conflicto que se pueda plantear tal como daño, incumplimiento, etc.

Sin embargo si adquirí un producto de determinada marca en la calle, la relación de consumo sí subsiste respecto de la marca o el comercio originario en donde el “vendedor callejero” adquirió el producto, el también es consumidor en los términos del art. 1 de la LDC y dicho carácter se transfiere al consumidor con la transferencia del producto. Es decir yo podría demandar a la marca de maquillaje que adquirí de una persona que vendía en la calle en los términos de la LDC. Pero con respecto al vendedor, la situación no queda impune, son aplicables las normas contempladas en el derecho común, (Cod. Comercio).

Tener en cuenta que si yo adquiero en un puesto, un comercio, etc. que denota cierta profesionalidad en la venta de esos productos, ya no hablamos de un “vendedor callejero” sino de un proveedor y alli es plenamente aplicable la LDC.





Comments are closed.



Últimas noticias sobre consumo

ANALISIS DEL NUEVO CODIGO CIVIL Y COMERCIAL
INFORME DEL CENTRO DE EDUCACION AL CONSUMIDOR SOBRE LA REFORMA DEL CODIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACION EN RELACION A LOS CONTRATOS DE...
LIQUIDACIONES: ¿QUE NORMATIVA NOS AMPARA?
Que un bien este en liquidación no quiere decir que sea de menor calidad, o que por pagar menos estés “menos protegido”. Estas son...
QUE SE PUEDE HACER Y QUE NO EN LA VIA PUBLICA
Que no es posible acceder a un baño estando en la calle; que no hay derecho a beber algo en un cine sin haberlo comprado en...