Florida 142, 8° "J", C.A.B.A. (C1005AAD) / Tel. (54 11) 4326 4298

Informacion Util

Todo lo que necesitas saber sobre: CONTRATOS DE MEDICINA PREPAGA:

Todo contrato de medicina prepaga debe estar autorizado previamente por la Autoridad de Aplicación.

Rescisión:

Los usuarios pueden rescindir en cualquier momento el contrato celebrado, sin limitación y sin penalidad alguna, debiendo notificar fehacientemente esta decisión a la otra parte con treinta (30) días de anticipación.

Las empresas sólo pueden rescindir el contrato con el usuario cuando incurra, como mínimo, en la falta de pago de tres (3) cuotas consecutivas o cuando el usuario haya falseado la declaración jurada. En caso de falta de pago, transcurrido el término impago establecido y previo a la rescisión, los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley deben comunicar en forma fehaciente al usuario la constitución en mora intimando a la regularización dentro del término de diez (10) días.

PERIODO DE CARENCIA:

Ningun contrato puede incluir períodos de carencia o espera para todas aquellas prestaciones que se encuentran incluidas en el Programa Médico Obligatorio. Las otras modalidades prestacionales y los tiempos previstos en el contrato como período de carencia deben estar suficientemente explicitados en el contrato y aprobados por la Autoridad de Aplicación.

Las enfermedades preexistentes solamente pueden establecerse a partir de la declaración jurada del usuario y no pueden ser criterio del rechazo de admisión de los usuarios. La Autoridad de Aplicación autorizará valores diferenciales debidamente justificados para la admisión de usuarios que presenten enfermedades preexistentes, de acuerdo a lo que establezca la reglamentación.

La edad no puede ser tomada como criterio de rechazo de admisión.

En el caso de las personas mayores de sesenta y cinco (65) años, la Autoridad de Aplicación debe definir los porcentajes de aumento de costos según riesgo para los distintos rangos etarios.

A los usuarios mayores a sesenta y cinco (65) años que tengan una antigüedad mayor a diez (10) años en uno de los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley, no se les puede aplicar el aumento en razón de su edad.

Fallecimiento del Titular. El fallecimiento del titular no implica la caducidad de los derechos de su grupo familiar integrantes del contrato.

Cobertura del Grupo Familiar.

a) Se entiende por grupo familiar primario el integrado por el cónyuge del afiliado titular, los hijos solteros hasta los veintiún (21) años, no emancipados por habilitación de edad o ejercicio de actividad profesional, comercial o laboral, los hijos solteros mayores de veintiún (21) años y hasta los veinticinco (25) años inclusive, que estén a exclusivo cargo del afiliado titular que cursen estudios regulares oficialmente reconocidos por la autoridad pertinente, los hijos incapacitados y a cargo del afiliado titular, mayores de veintiún (21) años, los hijos del cónyuge, los menores cuya guarda y tutela haya sido acordada por autoridad judicial o administrativa, que reúnan los requisitos establecidos en este inciso;

b) La persona que conviva con el afiliado titular en unión de hecho, sea o no de distinto sexo y sus hijos, según la acreditación que determine la reglamentación.

Las prestaciones no serán limitadas en ningún caso por enfermedades preexistentes ni por períodos de carencia ni pueden dar lugar a cuotas diferenciadas.

CONTRATACION CORPORATIVA:

El usuario adherido por contratación grupal o corporativa que hubiese cesado su relación laboral o vínculo con la empresa que realizó el contrato con uno de los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley tiene derecho a la continuidad con su antigüedad reconocida en alguno de los planes de uno de los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley, si lo solicita en el plazo de sesenta (60) días desde el cese de su relación laboral o vínculo con la empresa o entidad corporativa en la que se desempeñaba. El sujeto comprendido en el artículo 1º de la presente ley debe mantener la prestación del Plan hasta el vencimiento del plazo de sesenta (60) días.

AUMENTO DE CUOTAS:

La Autoridad de Aplicación autorizará el aumento de las cuotas cuando el mismo esté fundado en variaciones de la estructura de costos y razonable cálculo actuarial de riesgos.

Las empresas pueden establecer precios diferenciales para los planes prestacionales, al momento de su contratación, según franjas etarias con una variación máxima de tres (3) veces entre el precio de la primera y la última franja etaria.

—————————————————————————————————————-

¿POR CUÁNTO TIEMPO DEBO CONSERVAR LOS RECIBOS DE SERVICIOS, IMPUESTOS Y COMPRAS?

A raíz de una consulta que nos hizo llegar una consumidora por mail, redactamos este breve informe para que todos estén al tanto de por cuánto tiempo hay que guardar la documentación que respalda el pago de nuestros servicios públicos e impuestos, asi como también de las compras que realizamos.

En el caso de los servicios públicos, la ley de Defensa del Consumidor no obliga a guardar las facturas viejas, ya que sólo con la última alcanza para demostrar que no hay deudas pendientes. La ley 24.240, en su artículo 30 bis, establece: “Las constancias que las empresas prestatarias de servicios públicos, entreguen a sus usuarios (…) deberán expresar si existen períodos u otras deudas pendientes, en su caso fechas, concepto e intereses si correspondiera, todo ello escrito en forma clara y con caracteres destacados. En caso que no existan deudas pendientes se expresará: “no existen deudas pendientes”. La falta de esta manifestación hace presumir que el usuario se encuentra al día con sus pagos. Así, queda a criterio del consumidor si las va a conservar o no.

Constituye una práctica común guardar las facturas pagadas durante cinco años, porque si la empresa no hizo ningún trámite para cobrar la deuda durante ese tiempo, la obligación prescribe y no se puede reclamar judicialmente. Sin embargo, no es necesario guardar todas las facturas; basta con tener la última.

En el caso de las facturas de compras comerciales, lo que hay que tener en cuenta es la garantía. Cuando la garantía no está establecida, la ley concede una garantía de seis meses para los productos nuevos y de tres meses para los usados, asi que hasta que no expire dicho plazo es fundamental conservar la documentación respaldatoria.
Para las compres en cuotas, hay que conservar los recibos hasta concluir el pago de las mismas. Si la compra la hiciste con Tarjeta de Credito, tenés que guardar los comprobantes de pago y los resúmenes hasta que la compra se haya pagado en su totalidad.

Finalmente, respecto al al pago de impuestos, lo ideal es que se conserven las facturas y recibos de pago durante cinco años, ya que luego de ese tiempo las deudas fiscales prescriben.

‪#‎ElCECTeDefiende‬



Últimas noticias sobre consumo

ANALISIS DEL NUEVO CODIGO CIVIL Y COMERCIAL
INFORME DEL CENTRO DE EDUCACION AL CONSUMIDOR SOBRE LA REFORMA DEL CODIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACION EN RELACION A LOS CONTRATOS DE...
LIQUIDACIONES: ¿QUE NORMATIVA NOS AMPARA?
Que un bien este en liquidación no quiere decir que sea de menor calidad, o que por pagar menos estés “menos protegido”. Estas son...
QUE SE PUEDE HACER Y QUE NO EN LA VIA PUBLICA
Que no es posible acceder a un baño estando en la calle; que no hay derecho a beber algo en un cine sin haberlo comprado en...